viernes, 22 de agosto de 2014

"Se fue la Segunda"

Hola a todos, se fue la segunda oportunidad, aquellos que son seguidores de este blog sabrán que mi siguiente entrada sería para contar cómo había salido mi tratamiento… y bueno, otra vez fue negativo. Hace dos días nos enteramos con mi esposo que nuestro segundo in vitro (ICSI) no resultó, otra vez la beta marcó negativo y otra vez el alma se nos quedó plasmado en ese papel.

No estoy enojada, así me sentía en el primer negativo, en cambio este segundo negativo nos sorprendió más fuertes, más maduros, igual eso no garantiza que no duela, me siento desilusionada, desconcertada, porque todo absolutamente todo estaba conspirando para lograr nuestro embarazo, y no sólo porque habíamos contratado con exclusividad a todos los santos posibles, vírgenes y astros para que se diera nuestro SI, sino porque el cuerpo, el corazón y la mente estaban preparados para así fuera. Lo vi tan cerca, lo sentí tan verdadero, que de repente encontrarme nuevamente leyendo un resultado negativo resulta increíble.

Pero también es increíble la capacidad que tenemos con mi esposo para ver en las pequeñas cosas algo grande, juntos percibimos y proyectamos donde nadie lo hace. En esta oportunidad arrancamos el tratamiento con dos folículos, que luego fueron dos embriones de muy buena calidad (algo impensable días antes por el equipo médico), que luego fertilizaron y que tres días después eran 2 mórulas dentro de mi vientre. Esos escasos dos folículos para nosotros significaban más que el tratamiento anterior (donde solo había uno), para nosotros fue un golazo y hasta soñamos con mellizos, y si por alguna razón uno de los dos no se prendía, entonces sería uno, pero nunca imaginamos que no resultaría, porque no era una opción.

Hice todos los deberes, las recomendaciones post- transferencia fueron un cumplido, lo único que debía pasar era que esas dos morulitas se prendieran, pero eso no sucedió. No sé si hay mucho para decir, simplemente es así, o hay implantación y hay embarazo o no lo hay, punto, no hay vueltas… nuestras “Moru” y “Lita” (así las llamaba Bruno ja) no quisieron quedarse con nosotros, el por qué no lo sé, no sé si existe un por qué en esto, simplemente no sucedió y NO ERA NUESTRO MOMENTO. No tengo otra lectura, a diferencia de lo que dice mi esposo, quien cree que “todavía hay algo para aprender”, yo creo que no tengo que aprender nada más, sé que siempre se aprende algo, pero lo cierto es que no creo que hoy tenga que aprender algo más respecto a esto en particular, yo prefiero creer que no era el momento y que pronto lo será. Esta vez no escondí la virgen en un cajón, no deje de soñar y no perdí la fe. Esta vez simplemente estoy triste y desilusionada. No me culpo, no culpo a la infertilidad ni a “los patitos que no están en fila”, no culpo a Dios, ni a los astros, ni al médico, ni al destino, ni a la chucha que lo parió… No hay culpables.

En una de mis tantas inyecciones, en el momento de la aplicación, ese momento que por instinto uno cierra los ojos (mas por impresión que por dolor), así, con los ojos cerrados me dije: “Que no duela tanto… quiero ser madre, quiero ser madre, quiero ser madre” (rogando que no duela el pinchazo y proyectándome al objetivo) y en ese momento exacto, sagrado y oportuno, sonó mi celular, eran dos mensajes casi instantáneos de dos amigas diferentes, una desplumada, la otra no, pero ambas me informaban que estaban embarazadas, entonces abrace a mi esposo y le dije: “es una señal”. NO, no era una señal, era simplemente la confirmación que los milagros existen y que las amigas se embarazan. Pero yo elegí vivirlo así, elegí ver eso como una señal, porque era mi mejor manera de transitarlo, era energía positiva y quería tomarla. Y hablando de señales, unos días antes de saber el resultado del tratamiento, fuimos a misa con mi esposo y apenas ingrese a la Iglesia había una frase bien grande en el extremo izquierdo, paralelo al altar, “Y Jesús le dijo: Mujer, que grande es tu fe… que se cumpla tu deseo”… vaya que era una señal, por eso lo creí, lo sentí y lo vi tan cerca. Señales van y señales vienen, creer o reventar, pero a mí me alimentaron el alma de todos modos.

Y siguiendo con señales y energía positiva, cuando finalizo la transferencia el dr de Mendoza me apretó fuerte la mano y me dijo: “Vicky, enserio quiero que te embaraces”!, y ahí rompí en llanto, y le dije: “lo sé, muchas gracias, pero si no resulta no te voy a criticar, no te preocupes!!!” Y reímos. Ese pequeño gesto para mí fue importante, porque demuestra que más allá de los miedos que uno tiene, los mitos de que los médicos que están detrás de esto son comerciales, etc, etc… lo cierto es que me acorde de una frase que una vez me dijo una amiga médica: “si supieran cómo los médicos nos aferramos a la vida…” y así lo sentí. Y yo también estaba aferrada a la vida, al milagro de la vida celular que estaba ahora en un laboratorio, esperando, deseando que esos óvulos se junten con el espermatozoide de mi esposo y que fertilicen 24hs después, y que comiencen su división celular 48hs después y que sean mórulas 72hs después y que 13 días después fueran un positivo en mi análisis... todo, absolutamente todo excepto el último paso sucedió… entonces, simplemente no es poco, por supuesto que no es suficiente, pero no es poco y me resisto a verlo de otra manera. Ese mismo médico nos dijo que sinceramente si le preguntábamos meses antes si podíamos tener la respuesta que tuvimos definitivamente su respuesta era “NO”, IMPENSABLE, los médicos se sorprendieron, nosotros no, porque siempre tuvimos fe. Para nosotros no era impensable, por eso fue un “golazo”, haber llegado tan lejos con tan poco realmente es una bendición. La desilusión es justamente que uno cree que se le escapo el sueño por las manos…

En fin…durante estos dos días recordé mucho mi última entrada, donde decía que “en caso de que no saliera positivo el tratamiento, luego de llorar lo suficiente, lo necesario y lo deseado… volveré a recordarme que aún sin ser madre sigo siendo una mujer feliz”… No sé si lloré lo suficiente, pero sigo recordándome lo que me prometí y acá estoy más firme que nunca, de pie, triste pero entera, contándoles a todos que vale la pena seguir intentando, yo esta vez pude ver más cerca mi sueño y como dice una amiga…”al final del camino habrá recompensa”. No depende de mí que se escape o no el sueño, pero sí depende de mí cómo elijo vivir mientras lo espero.

Y mientras lo espero, a veces, por costumbre o convicción, cierro los ojos y me digo: “que no duela tanto… quiero ser madre, quiero ser madre, quiero ser madre”.

Gracias!!!

PD: Anda a cagar!. Atte: Yo la desplumada. ja

15 comentarios:

  1. simplemente comprendo cada una de tus palabras y las leo como si fueran propias. un negativo es eso un No colgado en tu pared. Pero se sigue, por supuesto q se sigue, porque el dolor no frena nuestros deseos! es hermoso que nunca dejes de decir q disfrutas de lo que tenes mientras esperas los q queres!! gracias por seguir compartiendo tu historia. abrazos de desplumada!! A

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola desplumada! gracias por tus palabras... tambien parecen que son mías... es cierto que el dolor no frena nuestros deseos!, gracias! abrazo de desplumada (y tu nombre?)

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Me hiciste llorar cuando sé que la única que sabe lo que es ese llanto sos vos. Pero quiero que sepas que somos muchos los que repetimos esa frase pensando en vos y que tenes energía positiva de todos lados.
    "Mujer, que grande es tu fe… que se cumpla tu deseo"...
    Y a nosotras nos une el amor de la mujer mas gigante que conozco. Que aun sin llevarme en su vientre me crío y amó como una madre.
    Abrazo gigante.
    Flor G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor!!! que lindas palabras!!!, inmensamente agradecida, también me hiciste llorar, el amor de esa gran mujer que nos une definitivamente es tan grande y noble... gracias en mayúsculas por tanto cariño. Abrazo enorme!

      Eliminar
  3. Que puedo decirte que ya no te haya dicho? sos una bella mujer, tenes un groso de marido, estoy muy orgullosa de ustedes !!! los quiero con el alma.......les mando abracitos y miles de besos.......a seguir....vale la pena !!! BENDICIONES !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También te queremos mucho!!!, pronto te daré ese fuerte abrazo y si... vale la pena seguir.. te quiero!

      Eliminar
  4. Amiga. No se encuentran las palabras justas. Voy a decir lo necesario. Te quiero mucho. Te admiro. No se puede imaginar todo eso sin pasarlo. Sos una luchadora. Muchas bendiciones y fuerzas. Te mando un abrazo enorme. Un beso a Bruno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga!, muchas gracias! gracias por leer el blog y estar siempre presente aunque estemos lejos... tus palabras son mimos a la distancia y te lo agradezco mucho... te abrazo fuerte! (ojala que pronto no sea solo virtual ja).

      Eliminar
  5. Hola en especial a ti y sin conocerme, y sin que te escriba mucho en tus post,te tengo cariño porque me hiciste sentir acompañada en un momento difícil, con una palabra en tu Blog q decía " cuando se cae la primera pluma", el éxito de FIV y IA es acumulativo y si ya van dos y fueron negativas, tendrás un porcentaje de éxito más alto a la siguiente, deseo desde el fondo de mi corazón que tu sueño se cumpla pronto, besos! .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cigüeña azul!!! que lindas palabras, que lindo aliento... buscaremos ese porcentaje de éxito entonces...me alegra enormemente haberte acompañado con el blog, es un placer, gracias! gracias por tus deseos y tus mimos... besotes!

      Eliminar
  6. Realmente quiero que sepan lo mucho que los admiro. " Tarda en llegar y al final hay recompensa "
    Anahi, cerca con el corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo se! mil gracias!... siempre cerca... (che te abriste otra cuenta? ja) Abrazo enorme.

      Eliminar
  7. Ay... que cagadon! debes estar puteando y aflojando la puteada desde entonces. Pero sos una desplumada que sabe como juntar sus plumas. Mas mujer, mas compañera, mas sabia... te abrazo fuerte. No dejes de juntar plumas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maru!!! perdon por responder tan tarde... habia que juntar las plumas ja... si, un cagadon!!! pero seguimos en pie, bien firmes para encarar el siguiente.. gracias por tus palabras y tu blog... como venis vos? abrazo fuerte!

      Eliminar