martes, 30 de diciembre de 2014

Estoy Embarazada!!! (caete de c… pero es verdad!)

Queridos desplumados, quería contarles que finalmente llegó mi cigüeña!!!, si, así como se lee, estoy felizmente EMBARAZADA… confieso que es necesario respirar primero y sostener una lágrima para continuar escribiendo… confieso que leer “estoy embarazada” en mi blog suena acaso todavía como un sueño... y finalmente confieso que tardé 16 semanas en poder escribirlo en este espacio. Por esto último pido disculpas a todos los que me siguen y leen, sinceramente no quería apresurarme, cosa estúpida si las hay, en este camino de la infertilidad uno desea tanto que cuando finalmente sucede el embarazo resulta estúpido tener que esperar los “tiempos prudentes y protocolares” que todo el mundo dice que hay que esperar para contar… y bueno, son estúpidos, son protocolares, pero una vez más me sumé a vivir la experiencia de la mayoría. Así que nuevamente disculpas por mi ausencia, tampoco me parecía correcto escribir ocultando información más que importante.

Y cómo ordenar esta información y mis emociones para poder contarles finalmente?, bueno veremos cómo sale, y como si fuera un cuento empezaré por el principio.

Seguramente recuerdan que en agosto de este año hice mi segunda fecundación in vitro, ICSI, y también recordarán que el 20 de agosto mi beta dio otra vez NEGATIVA. Cero marcó el análisis y en cero quedó mi corazón. Sin embargo, unos días después estábamos arrancando nuevamente con mi desplumado, con fuerzas, tristes, pero con fuerzas y hasta planificando cuándo sería el próximo intento. Yo no sé lo que pasó en las siguientes semanas, pero esa “marcha” en la que nos encontrábamos ambos, ese “volver a empezar” esta vez parecía diferente. Y en esas siguientes semanas sucedió lo que tanto esperábamos, podría inventar muchísimas historias que suenen bonitas, pero la mía, la verdadera: es que SIMPLEMENTE SUCEDIÓ, de manera “natural” si se quiere para algunos, de manera “milagrosa” para otros, lo cierto, es que para mí “simplemente sucedió cuando debía suceder”. No fue en mi tiempo, fue en el tiempo de alguien divino tal vez, ni siquiera fue en el tiempo que lo esperaba o que lo planifiqué, porque sinceramente nadie espera después de un negativo y un cachetazo semejante sorprenderse con un embarazo, eso lo espera una pareja que no pasa por esto, pero todos los desplumados sabemos en el fondo, que es casi imposible que un embarazo nos sorprenda, más bien “tenemos que ir a buscarlo”.

Y en este sentido, yo creo que estuve cuatro largos años buscándolo, (y confieso que escribirlo hasta me avergüenza, porque fueron años más que intensos, pero no fueron muchos comparando las estadísticas de desplumados que esperan), buscándome yo misma en ese deseo, poniendo hasta lo que no se tiene (plata, ganas, agallas, energía, fe) para poder transitarlo, y sin embargo, vino cuando quiso. Llegó más que sorpresivamente, así, como llegan la mayoría de los embarazos, sin avisar, sin planificar, sin permiso y sin rodeos… pero LEGÓ!!!!, y nos sorprendió un 13 de octubre a la 1 de la madrugada, loco horario para hacerse un test de embarazo, pero bueno… si de locos se trata, acá estamos nosotros (ya contaré oportunamente los detalles de la noticia).

Y entonces algo pasó (pasó una milagro, un cometa, astros alineados, deseos encontrados, la hora sagrada, el instante inmaculado o el destino) y el test dio positivo… las lágrimas, las caras de sorpresa, los abrazos, los comentarios boludos y las pocas ganas de dormir acompañaron ese momento único. 

Lo que vino después fue una sucesión de eventos más que esperables, llamada al médico a primera hora del día, primer análisis de beta cuantitativa, consulta al especialista, etc, etc, etc. En la semana siguiente fue la primer ecografía para ver si había saco embrionario, y vaya que lo había!!!, y más allá de la imagen que es muy linda pero no se entiende un joraca, ese fue uno de los momentos más increíbles de mi vida, escuchar el sonido de su corazón, ahí, justo ahí, fue cuando todos los miedos se colapsaron y comencé a sentir que eso “me estaba sucediendo a mí, si, a mí, a la Vicky desplumada, a la loca del blog con su cigüeña desplumada”.

Me está sucediendo a mí, y reconozco que cada vez que leía en los foros y grupos de fertilidad respecto a historias de este tipo, lloraba de emoción, felicitaba, se me ponía la piel de gallina pero finalmente me decía: “si todo bien, pero son SUS historias, de ese chica porteña, salteña o pampeana, no es la mía”, como creyendo siempre que esas noticias son dignas de admiración pero le pasa a los otros, no le pasa a UNO. Bueno… a mí también me pasó.

Yo no sé qué o quién se lleva los laureles en esta historia, personalmente creo que hay un empate técnico en muchas cuestiones… tal vez fue la virgen de la dulce espera, que tantas veces la escondí enojada y tantas otras le pedí, le canté y le hablé; o tal vez fue mi psicóloga y la terapia que nunca termina, ja; tal vez fue la música y el yoga de mi marido; o fue la consulta que hicimos unas semanas antes a un señor que hace descodificación biológica y nos dejó el culito al norte de preguntas y hambre de transición; o tal vez fueron los miles de rezos y energía positiva de todos los que nos quieren; o fue la reserva de hormonas que quedó en mi cuerpo por el tratamiento anterior y que mis ovarios supieron aprovechar muy bien (la más científica de todas); o simplemente fue un rico y hermoso encuentro de pareja, de esos que sólo se dan en primavera y se pujan en junio del siguiente año.

Queridos desplumados, aquí fue mi historia, estoy EMBARAZADA DE 16 SEMANAS, ahora más tranquila puedo por fin contarlo, sigo rezando para que todo marche bien, sigo cruzando los dedos en cada ecografía y rogando que ese sonido mágico aparezca y sea música en mis oídos, ese momento donde yo no digo nada (porque no me sale con la garganta hecha un nudo de emociones) y donde mi marido mirando el monitor, sonriendo y con tonada cordobesa dice: “Miraaaaaa ahí está… que grandeeeee bodoque!!!!”.

Empecé con el comienzo, como toda historia, y deseo con todo mi ser poder contar el nudo y desenlace del mismo, pero mientras tanto quiero decirles que acá seguiré estando con mi blog, lo haré por todos los que me escribieron diciendo que lo extrañan, los que me mandan mensajes agradeciendo que les cambio el humor por lo menos un segundo, por aquellos que confesaron sentirse acompañados y lloraron y rieron con las ocurrencias que hay aquí plasmadas. Yo estoy acá, y mi blog seguirá llamándose como tal y seguirá acompañando a los desplumados, desde MI POSITIVO, desde MI EMBARAZO, desde mi más fuerte “SI SE PUEDE CARAJOOOOO”, estoy en este camino, porque mi cigüeña por fin llegó, por fin pasó su muda y pudo llegar a París, pero ella nunca se olvida que en el fondo… “es y será una cigüeña desplumada”.

Y saben por qué?, porque como dice mi esposo: la infertilidad para nosotros no es la IMPOSIBILIDAD de lograr el embarazo, sino la DIFICULTAD para hacerlo, por lo tanto el hecho de lograrlo (sin importar la manera) no quiere decir que este camino ya fue transitado o superado, sino que confirma que a pesar de todo y contra todo SE PUEDE!.

Estamos como la historieta... creer o reventar!.


FELIZ AÑO NUEVO DESPLUMADOS QUERIDOS!!!


BRINDEMOS POR UN NUEVO AÑO DE FUERZAS Y ESPERANZAS... Y SIGAMOS SOÑANDO!!!

Pd: Y para todos los que ya han preguntado... tranquilos!!!! NO ESCRIBIRÉ UN BLOG SOBRE BEBÉS!!!

jueves, 25 de septiembre de 2014

SOCORRO: NO SOY UNA LEONA!!!

Ya ha pasado un mes y chirolas de mi segundo negativo. Y acá estoy, a veces como leona y a veces como gatita asustada, porque en definitiva esta bipolaridad es la que al menos yo considero como la mejor manera de caminar la infertilidad. Sin embargo, me resulta súper entretenido pensar en la cantidad de veces que una desplumada pasa de un estado a otro, como si se tratara de un protagónico de una película que se juega los premios Gardel.

Bueno, dejando de lado la boludez de la presentación anterior, a decir verdad, es común que las mujeres infértiles nos tratemos unas a otras como LEONAS, cuando una compañera se emprende a un tratamiento el antes y el después está cubierto de esta descripción, quizás para entusiasmar o quizás porque ser “leona” suena importante y fuerte, cosa que no pasaría con otros animales, por ejemplo no alentaría a nadie decir: “Vamos linda todo irá bien, sabemos que sos una vaca”.

Yo siempre supe que era una LEONA, porque alguien me lo dijo, muchos lo repitieron y yo me lo creí , sin embargo, hace un tiempo me pregunte qué significaba ser una “leona”, entonces consulte al licenciado Google y la búsqueda arrojó datos interesantes, por lo cual decidí hacer una especie de test para ver si en verdad lo soy y si mi desplumado es el “Rey de la Selva”, porque para ser leona es necesario tener un león (porque leona con venado por ejemplo no hacen buena pareja jajaja). 

Entonces busque las características y empecé a sorprenderme:

1.     El león tiene cuerpo robustísimo, los ojos tienen una extraordinaria viveza, el pelaje es espléndido, de color castaño rojizo; en varias partes del cuerpo los pelos acaban en puntas negras. (Lo del cuerpo robustísimo sin duda estamos de acuerdo y más aún cuando el desplumado se convierte en marido, la viveza de los ojos claramente se puede ver cuando mira culos en la televisión, las características del pelo depende exclusivamente de si usa ese shampoo que recomiendan “todos aquellos hombres que se parten al medio en las publicidades”, pero definitivamente mi león no es pelirrojo, y no tiene los pelos de puntas negras, en todo caso son pelos negros de punta!!! jajaja). POSITIVO DE PEDO

2.    El efecto que el rugido del león produce sobre los otros animales es indescriptible. (Acá estamos complicados, mi león no tiene carácter fuerte y solo grita un gol o ruge si la nutricionista le pone límites en la cantidad de fernet que puede chupar el fin de semana). NEGATIVO.

3.    En la época del celo, 11 machos siguen a una sola hembra y combaten para conseguirla. (Ojalá!!!- se escuchó por ahí- ja, la única forma que 11 tipos te persigan es si sos una pelota!!!). NEGATIVO
4.    En el apareamiento el acto se consume rápidamente y la leona con gruñidos y arañazos debe evitar que el león permanezca ocioso. (El tema de la duración del acto que lo debata  Alessandra Rampolla o la sexóleona, a ninguna de las dos la tengo acá, lo dejo a tu criterio!, lo de los gruñidos y arañazos pueden ser considerados en algunas ocasiones de clímax no???). POSITIVO POR LOS ARAÑAZOS (OJO DESPLUMADO NO ES POR VOS)

5.    La reproducción se produce por fecundación interna, y puede darse en cualquier época el año. (Bueno acá hay un juego de palabras, la fecundación es in vitro (no interna) y puede darse cuando la obra social cubra el 100% del tratamiento, cuando la hermana luna y el hermano sol decidan jugar a la ronda de la batata o cuando los santos dejen de pasmar con el “preguntados”). NEGATIVO.

6.    Entre el 70 y el 80% del semen de los leones es defectuoso. (Ooohh mira vos, los leones también tiene kruger bajo!!!, también son infértiles, es too much). POSITIVO

7.     La leona pare de 1 a 6 crías. (No es mi caso, es cierto que los tratamientos de fertilidad pueden resultar en embarazos múltiples pero con la pedorra respuesta de mis ovarios dudo que pueda llegar a dos). NEGATIVO

8.    El león generalmente vive aisladamente y sólo se une a su hembra en la época del celo. (Ahhh si, después de ver Peter Capusotto y los resúmenes de deportes tal vez se acuerda que hay una hembra en celos posando con una bombachita floja, esa misma que compré en liquidación en alguna casa top de lencería pero que me queda para el traste!!!) jajaja. NO SE CALCULA.

9.    El pene del macho tiene una suerte de espinas en la punta que al salir y entrar de la vagina de la hembra la raspa produciendo la ovulación.(Ahhhh nooooo, definitivamente no!!!, y ojo con este nuevo dato, no se hagan las locas!).NEGATIVO

10. Se reproducen muy fácilmente, la época de apareamiento puede durar varios días y copulan muchas veces durante esos días.(No no y no!, no reproduzco fácilmente, ninguna desplumada lo hace y difícilmente nos apareamos varias veces en el día, la excepción está en las vacaciones, yo me acabo de tomar mis segundas vacaciones anuales y… que mal hice los deberes!!!). NEGATIVO

11.  las leonas de un mismo grupo por lo general, sincronizan sus ciclos reproductivos para dar a luz en los mismos días, de modo tal que las crías maman de diferentes hembras.(Dato mas que interesante!!!, quien pudiera prenderse en esas olas donde “varias” del grupete quedan embarazadas, quien pudiera contagiarse el embarazo sentándose en sus sillas.. en definitiva, quien pudiera programar cuándo embarazarse, cuándo parir y cuándo abrir la puerta para ir a jugar!!!, ahora bien, el intercambio de tetas paso gracias!!!). NEGATIVO

12. Las leonas se agrupan para defender a todos los cachorros juntos. (Ahh si, que las hembras se agrupan es cierto, en los grupos de face, whatsApp y foros, muchas son mis amigas, pero yo no soy una de ellas y el tema de defender a los cachorros juntas es cierto en parte, se ve mucho cuando los hijos juegan en el mismo equipo de deporte, fuera de eso, hay mujeres que no solo no defienden el cachorro ajeno sino que lo critican bastante, que es un niño llorón, caprichoso o se caga fiero son las frases más comunes… y escucharlas como “celestina” es más que divertido). NEGATIVO

Resultado: 8 negativos, 2 positivos de pedo, 1 positivo y 1 no se calcula… entonces… DEFINITIVAMENTE NO SOY UNA LEONA!!! y mi desplumado no es un león, estoy muy desilusionada, señores definitivamente las “leonas” se destacan por el cuidado de sus cachorros y justamente las mujeres infértiles no podemos tener cachorros, es un problema existencial, hay un desajuste en la terminología, nada mas lejos que la realidad, ¿habrá leonas infértiles? ¿Por qué el lic. Google no las nombró?. Mi tarea ahora será buscar qué animal soy… se que no soy una coneja pero no quiero ser una vaca, no quiero ser una pava y mucho menos ser la pata de los patitos fuera (en) fila… SOCORROOOOOOOOO!!!!

Y vos ¿qué animal sos en el camino de la infertilidad?.

Mas allá de la broma: sin pelaje espléndido ni cachorros... los desplumados seguimos siendo           "una familia de leones"

GRACIAS!!!

P.D: Si te gusto, compartilo, poné me gusta y comenta en el blog! 

viernes, 22 de agosto de 2014

"Se fue la Segunda"

Hola a todos, se fue la segunda oportunidad, aquellos que son seguidores de este blog sabrán que mi siguiente entrada sería para contar cómo había salido mi tratamiento… y bueno, otra vez fue negativo. Hace dos días nos enteramos con mi esposo que nuestro segundo in vitro (ICSI) no resultó, otra vez la beta marcó negativo y otra vez el alma se nos quedó plasmado en ese papel.

No estoy enojada, así me sentía en el primer negativo, en cambio este segundo negativo nos sorprendió más fuertes, más maduros, igual eso no garantiza que no duela, me siento desilusionada, desconcertada, porque todo absolutamente todo estaba conspirando para lograr nuestro embarazo, y no sólo porque habíamos contratado con exclusividad a todos los santos posibles, vírgenes y astros para que se diera nuestro SI, sino porque el cuerpo, el corazón y la mente estaban preparados para así fuera. Lo vi tan cerca, lo sentí tan verdadero, que de repente encontrarme nuevamente leyendo un resultado negativo resulta increíble.

Pero también es increíble la capacidad que tenemos con mi esposo para ver en las pequeñas cosas algo grande, juntos percibimos y proyectamos donde nadie lo hace. En esta oportunidad arrancamos el tratamiento con dos folículos, que luego fueron dos embriones de muy buena calidad (algo impensable días antes por el equipo médico), que luego fertilizaron y que tres días después eran 2 mórulas dentro de mi vientre. Esos escasos dos folículos para nosotros significaban más que el tratamiento anterior (donde solo había uno), para nosotros fue un golazo y hasta soñamos con mellizos, y si por alguna razón uno de los dos no se prendía, entonces sería uno, pero nunca imaginamos que no resultaría, porque no era una opción.

Hice todos los deberes, las recomendaciones post- transferencia fueron un cumplido, lo único que debía pasar era que esas dos morulitas se prendieran, pero eso no sucedió. No sé si hay mucho para decir, simplemente es así, o hay implantación y hay embarazo o no lo hay, punto, no hay vueltas… nuestras “Moru” y “Lita” (así las llamaba Bruno ja) no quisieron quedarse con nosotros, el por qué no lo sé, no sé si existe un por qué en esto, simplemente no sucedió y NO ERA NUESTRO MOMENTO. No tengo otra lectura, a diferencia de lo que dice mi esposo, quien cree que “todavía hay algo para aprender”, yo creo que no tengo que aprender nada más, sé que siempre se aprende algo, pero lo cierto es que no creo que hoy tenga que aprender algo más respecto a esto en particular, yo prefiero creer que no era el momento y que pronto lo será. Esta vez no escondí la virgen en un cajón, no deje de soñar y no perdí la fe. Esta vez simplemente estoy triste y desilusionada. No me culpo, no culpo a la infertilidad ni a “los patitos que no están en fila”, no culpo a Dios, ni a los astros, ni al médico, ni al destino, ni a la chucha que lo parió… No hay culpables.

En una de mis tantas inyecciones, en el momento de la aplicación, ese momento que por instinto uno cierra los ojos (mas por impresión que por dolor), así, con los ojos cerrados me dije: “Que no duela tanto… quiero ser madre, quiero ser madre, quiero ser madre” (rogando que no duela el pinchazo y proyectándome al objetivo) y en ese momento exacto, sagrado y oportuno, sonó mi celular, eran dos mensajes casi instantáneos de dos amigas diferentes, una desplumada, la otra no, pero ambas me informaban que estaban embarazadas, entonces abrace a mi esposo y le dije: “es una señal”. NO, no era una señal, era simplemente la confirmación que los milagros existen y que las amigas se embarazan. Pero yo elegí vivirlo así, elegí ver eso como una señal, porque era mi mejor manera de transitarlo, era energía positiva y quería tomarla. Y hablando de señales, unos días antes de saber el resultado del tratamiento, fuimos a misa con mi esposo y apenas ingrese a la Iglesia había una frase bien grande en el extremo izquierdo, paralelo al altar, “Y Jesús le dijo: Mujer, que grande es tu fe… que se cumpla tu deseo”… vaya que era una señal, por eso lo creí, lo sentí y lo vi tan cerca. Señales van y señales vienen, creer o reventar, pero a mí me alimentaron el alma de todos modos.

Y siguiendo con señales y energía positiva, cuando finalizo la transferencia el dr de Mendoza me apretó fuerte la mano y me dijo: “Vicky, enserio quiero que te embaraces”!, y ahí rompí en llanto, y le dije: “lo sé, muchas gracias, pero si no resulta no te voy a criticar, no te preocupes!!!” Y reímos. Ese pequeño gesto para mí fue importante, porque demuestra que más allá de los miedos que uno tiene, los mitos de que los médicos que están detrás de esto son comerciales, etc, etc… lo cierto es que me acorde de una frase que una vez me dijo una amiga médica: “si supieran cómo los médicos nos aferramos a la vida…” y así lo sentí. Y yo también estaba aferrada a la vida, al milagro de la vida celular que estaba ahora en un laboratorio, esperando, deseando que esos óvulos se junten con el espermatozoide de mi esposo y que fertilicen 24hs después, y que comiencen su división celular 48hs después y que sean mórulas 72hs después y que 13 días después fueran un positivo en mi análisis... todo, absolutamente todo excepto el último paso sucedió… entonces, simplemente no es poco, por supuesto que no es suficiente, pero no es poco y me resisto a verlo de otra manera. Ese mismo médico nos dijo que sinceramente si le preguntábamos meses antes si podíamos tener la respuesta que tuvimos definitivamente su respuesta era “NO”, IMPENSABLE, los médicos se sorprendieron, nosotros no, porque siempre tuvimos fe. Para nosotros no era impensable, por eso fue un “golazo”, haber llegado tan lejos con tan poco realmente es una bendición. La desilusión es justamente que uno cree que se le escapo el sueño por las manos…

En fin…durante estos dos días recordé mucho mi última entrada, donde decía que “en caso de que no saliera positivo el tratamiento, luego de llorar lo suficiente, lo necesario y lo deseado… volveré a recordarme que aún sin ser madre sigo siendo una mujer feliz”… No sé si lloré lo suficiente, pero sigo recordándome lo que me prometí y acá estoy más firme que nunca, de pie, triste pero entera, contándoles a todos que vale la pena seguir intentando, yo esta vez pude ver más cerca mi sueño y como dice una amiga…”al final del camino habrá recompensa”. No depende de mí que se escape o no el sueño, pero sí depende de mí cómo elijo vivir mientras lo espero.

Y mientras lo espero, a veces, por costumbre o convicción, cierro los ojos y me digo: “que no duela tanto… quiero ser madre, quiero ser madre, quiero ser madre”.

Gracias!!!

PD: Anda a cagar!. Atte: Yo la desplumada. ja

miércoles, 16 de julio de 2014

Llegó la Cigueña!!!!!

De sus vacaciones…

Hola otra vez, (fue engañoso el título???, espero que no, sabrán que si realmente llegara mi cigüeña el título sería algo extremadamente loco y borracho de felicidad). Pareciera que yo también estuve de vacaciones porque este blog estuvo abandonado un tiempo pero era necesario… sin cigüeña activa el blog no tenía mucho sentido… PERO VOLVIÓ MI CIGÜEÑA!!!!, y volvió con todo… ¿se acuerdan que la muy caradura se había tomado las vacaciones en febrero???, que luego de reclamos, piquetes y negociaciones decidí darle el tiempo que necesitaba???... bueno el término “caradura” le queda más que bien porque la bonita se tomó algo así como 5 meses de descanso, descanso de playa y paseos, porque si hablamos de descanso “propiamente dicho” hace tres años que está sin laburar, pero bueno, prometí no volver a reclamarle esto y parece que ahora estamos en buenos términos.

Al parecer la pasó bomba!, dice que descanso de tantas presiones y que ahora volvió totalmente renovada. No sé qué tan cierto es esto, pero la estuve observando de cerca en estos días y la verdad es que lo que vi me gustó, no vamos a decir “qué bruto” lo que trabaja pero… tratándose de una cigüeña argentina y de mujer con problemas de fertilidad no esta tan mal tampoco.

Los entendidos saben que cuando hablo de mi cigüeña hablo en definitiva de otras cosas que dibujan el camino de la infertilidad, esas vacaciones fueron mías también en cierta manera, porque fue necesario detenerse para volver a empezar. Cuando escribía en febrero sobre las vacaciones de mi cigüeña, en definitiva eran mis vacaciones emocionales, porque febrero era la fecha donde había planeado con mi esposo hacer un segundo intento, todo estaba calculado para nuestro segundo IN VITRO, PERO algo pasó en mi cabeza y en mi corazón y entonces decidí que NO ERA EL MOMENTO, que no me iba a morir por esperar unos meses más, que el tiempo ya no asustaba tanto como antes, que era mi cuerpo y tenía derecho y voluntad de decidir CUANDO, que estaba tranquila, que por primera vez no necesitaba nada más… y entonces dije que NO, y mi esposo agradeció finalmente la decisión, porque ese NO a veces es un SI, porque desde ese momento pude decidir con otra mirada, con otra actitud y lo que vino después fue maravilloso para los dos.

Yo no sé si es la receta, los médicos insisten en que no hay que “relajarse tanto” porque los ovarios seguirán envejeciendo… ya lo sé, pero esta vez no me importa tanto… porque no creo que unos meses cambien demasiado la condición ovarional (no creo que exista el término ja) pero sí estoy segura que ese mismo tiempo puede cambiar tu condición emocional y la madurez para ver las cosas.

Se toma o se deja, no es un concejo, no es un paradigma, es lo que a mí me sirvió, porque ahora YA ESTOY LISTA!, y mi cigüeña también… ella volvió descansada y yo agradezco sus vacaciones.

Sé que esta entrada no será un éxito, sé que pocos la leerán, lo cierto es que las entradas más tristes fueron las más leídas, compartidas y comentadas, no sé si eso importa, google no me paga por escribir y tampoco pretendo ser popular con lo que escribo, este blog intenta acompañar a todos los desplumadas desde mi condición de desplumada, y si acompaña más en las entradas tristes, si bien no es el objetivo primero, lo importante es que ACOMPAÑA, por eso, si desde mi mínimo aporte puedo contribuir a que vos del otro lado puedas sentirte mejor en este camino, entonces no dudaré en escribir para ello. Sé que eso me convierte en egoísta, porque cuando estoy pum para arriba escribo cosas divertidas y alentadoras y cuando estoy para atrás escribo cosas tristes… y bueno… después de todo es mi blog (jaja).

Yo no sé si esta vez lograré mi embarazo, yo no sé si por primera vez se grabará un “positivo” en mi memoria y en mi corazón, tampoco sé si en estas vacaciones podré ponerme la bikini y lucir contenta una panza (que no sea de criollos como todos los veranos), NO, no lo sé, y vaya a saber Dios lo que escribiré si mi embarazo no llega (agarrate Catalina!!! si esto sucede), PERO me prometí una cosa y se la susurré a mi esposo al oído: SI ESTA VEZ ES OTRO NEGATIVO, DESPUÉS DE LLORAR LO SUFICIENTE, LO NECESARIO Y LO DESEADO… VOLVERÉ A RECORDARME (Y ÉL PROMETIÓ RECORDÁRMELO TAMBIÉN) QUE AÚN SIN SER MADRE… SIGO SIENDO UNA MUJER FELIZ.

Gracias por estar!

(Les dejo una fotito de mi cigüeña en vacaciones)

Mi Cigueña Desplumada paseando con amigos, feliz en sus vacaciones "está de la cabeza"


jueves, 12 de junio de 2014

Donde más duele

Me encontré con un remolino de emociones que me arrastró justo ahí, ahí donde descansa el deseo y baila el miedo, (sin ritmo ni gracia).

Justo ahí, en el momento de la mirada perdida de mi desplumado, en esa mirada triste en viajes con Spinetta y su “plegaria para un niño dormido”.

Justo ahí, en la emoción más que contradictoria de todos los nacimientos familiares, en esa duda visceral que pregunta cuándo te ocurrirá lo mismo y justo ahí, en el momento donde ves a una amiga abrazar a su hijo y tomas esa sensación para que sea tuya algún día.

Justo ahí, cuando te sorprendes cada mes con tu período, tan suplicante, tan atrevido, tan indeseado y te quedas furiosa sintiendo que otro mes se fue.

Justo ahí, cuando los embarazos te arrebatan la sorpresa y vos sigues parada en la misma vereda.

Justo ahí, cuando se aproxima tu cumpleaños y te das cuenta que las chances son cada vez menos y que tal vez si logras ser madre probablemente cuando tu hijo tenga ganas de jugar te sientas tan cansada y vieja que no puedas hacerlo como lo desearías.

Justo ahí, cuando te confirman un diagnóstico que no queres escuchar y las posibilidades de éxito se esfuman.

Justo ahí, cuando sentís que sos un porcentaje, que esto parece una ruleta y que no sos el mejor jugador, ni tenes ventaja en el juego.

Justo ahí, cuando después de comprender que sos feliz “a pesar de”… un terrible duelo empieza a caminar por todas tus venas y toma asiento sin permiso en tu corazón.

Justo ahí, cuando caes en la cuenta de que tal vez no ocurra nunca, que tal vez no es lo que el destino tiene preparado para vos.

Justo ahí, cuando recordas tu primer negativo y sientes que el alma se comprime de tristeza.

Justo ahí, cuando te preguntas por qué... en los eternos abrazos de tu desplumado.

Justo ahí, cuando sin darte cuenta y "como quien no quiere la cosa" comienzas a llorar, y lloras y lloras y lloras.

Justo ahí, cuando imaginas “qué pasaría si…” tuviera diez años menos, cinco años menos, otro cuerpo, otra decisión, otro camino, otra cabeza…

Justo ahí, cuando se acumulan los duelos y corres para madurarlos uno a uno, como si madurarlos te diera la garantía de no sentirte triste.

Justo ahí, cuando las emociones se estampan en una imagen de dientes de leche y balbuceos de una publicidad.

Justo ahí, cuando estás a punto de volver a empezar y de repente el miedo más grande que jamás hayas sentido se pasea en tus esperanzas, y se queda ahí, egocéntrico y arrogante para influenciarla.

AHÍ, JUSTO AHÍ, ES DONDE MAS DUELE.